9 cuentos que no debemos olvidar según Cortázar

9 cuentos que no debemos olvidar según Cortázar

Julio Cortázar (Bélgica, 1914- París, 1984) es considerado como uno de los mejores y más grandes escritores de todos los tiempos. Su extensa obra narrativa se caracteriza por la experimentación a partir de la ruptura del lenguaje tradicional, los constantes juegos de palabras, las alteraciones en la puntuación y los cambios ortográficos. Su propósito iba más allá de la estética y la formalidad porque pretendía sobre todo “renovar la percepción de las cosas para torcer el rumbo de la historia”, una historia que parecía llevar a la humanidad hacia la destrucción.

En las conferencias y otros ensayos escritos que tan extraordinario literato dictó a lo largo de su vida calificó como “inolvidables” un total de nueve cuentos:

1. El puente sobre el río Búho, de Ambrose Bierce. Un relato que recuerda al universo creado por Borges y que cuenta la historia de un hombre de Alabama que contempla cómo fluye el agua desde un puente ferroviario. No se trata de una posición voluntaria, sino que el hombre está maniatado y además lleva un soga al cuello porque están a punto de colgarlo. Este hombre se llama Peyton Farquhar y los últimos pensamientos antes de morir son para su mujer y sus hijos.

2. Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, de Jorge Luis Borges. Se trata de uno de los relatos más extensos del argentino Borges. Un relato donde las preocupaciones mundanas se representan en forma de fantásticas alusiones a un universo lejano. Propone la deconstrucción de los  imaginarios nacionales, hasta el punto que se puede considerar Orbis Tertius como el Tercer Reich al desear la desaparición del inglés, el español y el francés. Se puede encontrar en Ficciones (1944).

3. Un recuerdo navideño, de Truman Capote. Repleto de personajes fuera de lo común como una perrita, una anciana con alma de joven, un indio,  un tal Buddy que inglés significa <compañero> y otros que no tienen nombre y que tienen en común la expectación en torno a los regalos característicos de la época navideña. Este cuento considerado autobiográfico se puede leer en: Tres cuentos. Un recuerdo navideño. Una navidad. El invitado del día de Acción de Gracias.

4. La casa inundada, de Felisberto Hernández. La relación entre un escritor con serios problemas económicos y Margarita, una mujer inmensamente rica es la trama de este cuento fantástico. Las excentricidades de la mujer van en aumento cuando le pide a su amante que la se interne con ella por el interior de una casa llena de agua que la misma mujer inundó y para luego habitarla.

5. Éxtasis, de Katherine Mansfield. Un narrador externo e interno -en tercera y primera persona, respectivamente- se van alternando en la historia de Berta, una mujer que justo cuando se siente feliz en su matrimonio aparece en escena la amante de su marido con la que no contaba en su vida. Lo podemos encontrar en: Cuentos completos.

 6. Un sueño realizado, de Juan Carlos Onetti. Publicado originariamente en un periódico de Buenos Aires el año 1941, con este relato se trata el tema de la soledad humana que unida a la vejez y al rotundo fracaso de los sueños sume al protagonista en un verdadero infierno. El título es pues una ironía de lo que vamos a encontrar tras la lectura del cuento y donde Hamlet es el alter ego del protagonista. Este relato se incluye dentro de: Cuentos completos.

7. William Wilson, de Edgar Allan Poe. El tema del doble o doppelgänger, que curiosamente actúa como un “Pepito Grillo”, la voz de la conciencia que aparece cuando el protagonista se comporta de forma poco ética. William Wilson no se arrepiente de ser tan derrochador ni por competir constantemente contra otro joven que conoció en un internado y que además del parecido físico nacieron el mismo día. Este joven empieza a imitar su forma de vestir, de caminar y de hablar y se convierte en el guardián de su moral. Lo podemos leer en: Todos los cuentos.

8. La muerte de Iván Ilich, de Lev Nikoláievich Tolstói. Cuando el fiscal y los miembros del tribunal están reunidos para discutir un caso, uno de los miembros del  tribunal anuncia que Iván Ilich ha muerto. Ilich es miembro de la Cámara Judicial y muy pronto todos empiezan a imaginar las consecuencias positivas que su muerte les puede reportar. Iván era conocido y respetado por los miembros del tribunal pero el egoísmo provoca que incluso consideren una molestia asistir al entierro y dar el pésame a la viuda.

9. Conejos blancos, de Leonora Carrington. Una joven que vive sola en una casa en Nueva York, descubre que frente a ella, en una casa que creía abandonada, un día ocurre algo diferente…

Todos estos cuentos se recogen en el libro Cuentos inolvidables según Julio Cortázar, con prólogo de Carles Álvarez Garriga.

 

 

Valencia, 14 feb. (Àngels S. Amorós, Quelibroleo)


2 opiniones en “9 cuentos que no debemos olvidar según Cortázar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *